lunes, 21 de enero de 2013

Ruta de los Pueblos Negros



 


La Ruta de los Pueblos Negros discurre por las laderas de la Sierra del Ocejón, en el norte de la provincia de Guadalajara, haciendo límite con Segovia, y dentro de la zona del Macizo de Ayllón. Su denominación responde a la arquitectura, caracterizada por la pizarra propia del territorio, que desde tiempos inmemoriales identifica a las numerosas aldeas de la zona.



Excelente elección para la práctica de turismo rural y senderismo ─con la silueta del pico del Ocejón como permanente guía en el horizonte─ en una de las áreas mejor conservadas del país, trufada de paisajes que conservan todavía íntegra su ancestral belleza. A un paso de Madrid y de Guadalajara, la Ruta de los Pueblos Negros es ideal para una escapada de fin de semana.







La uniformidad cromática de Pueblos Negros alcanza, además de a las casas, a cercas, recintos, prados y resto de edificios auxiliares, por lo que el color oscuro salpica de manera natural los parajes idílicos que todavía pueden admirarse en las tierras altas del noroeste de Guadalajara.


Se trata de un toque especial que diferencia a Pueblos Negros ─ Campillejo, El Espinar, Campillo de Ranas, Roblelacasa, Robleluengo, Majaelrayo, Valverde de los Arroyos y Zarzuela de Galve─ del resto de las construcciones populares de Guadalajara y España.


Las técnicas constructivas consistían en la extracción de bloques de pizarra, de varios grosores: piedras, lajas y lanchas. Las herramientas utilizadas eran picos, cuñas y hachas. La madera está labrada con hacha, ofreciendo una imagen primitiva en todas sus formas. Con ella se realiza toda la estructura interior y sirve como soporte, protección y decoración en vigas, dinteles, cercos, puertas y jambas, así como en estructuras para porches, atrios y tejadillos.


Hay un claro contraste entre las construcciones realizadas en la zona de Valverde y las realizadas en la zona de Majaelrayo. Aunque en las dos se emplea la pizarra en las cubiertas, mientras en Valverde los muros se levantan con piedra suelta de mampostería sencilla ─ya que la veta de la pizarra en esta zona es más profunda y por tanto más difícil sacarla─ en la zona de Majaelrayo se hacen exclusivamente con pizarra, intercalando de vez en cuando piedras blancas que forman pequeñas cruces o hileras. Las casas constan de una sola planta baja habitada y una cámara o desván. Por el contrario, en Valverde las construcciones más comunes se elevan a dos alturas.


Otra de las diferencias entre estas dos zonas proviene de las paredes de las cercas: en la parte de Majaelrayo se levantan alternándose grandes lajas de pizarra, dispuestas verticalmente, con gruesos muros construidos apilando cantos sueltos. Una técnica que no se emplea en Valverde, donde las lindes de propiedad se elevan por simple aglomeración de rocas.


Los mejor conservados de los Pueblos Negros son sin duda Valverde de los Arroyos y Campillejo.


Las iglesias son un buen ejemplo de cómo el hombre ha sabido aprovechar el material del que dispone para la construcción. Fuera de este estilo rural, cabe destacar la Iglesia de Tamajón y la Ermita de los Enebrales de estilo Románico construidas en piedra caliza.


Cualquier época del año es buena para visitar la Ruta de los Pueblos Negros, pero para contemplarla en todo su esplendor, la mejor época es otoño y primavera. Sin embargo, el manto nevado que cubre su geografía en invierno ofrece panorámicas inolvidables.


En cuanto a la fauna de la Ruta de los Pueblos Negros, existen gran cantidad de animales que deambulan por ella: jabalíes, corzos, perdices, conejos, águilas perdiceras, etc. Podrás disfrutar de los hayedos más meridionales de España, los Hayedos de Cantalojas y el Hayedo de Montejo.


En lo que respecta a la vegetación, a lo largo y ancho de la tierra de los Pueblos Negros destacan los bosques de pinos, enebros, sabinas, robles, acebos... y, para los aficionados a las setas, los níscalos son el producto estrella. Entre las especies arbóreas, destacan los hayedos más meridionales de España: los Hayedos de Cantalojas y el Hayedo de Montejo.


En los márgenes de los ríos encontramos chopos y álamos. También, cercanos a las poblaciones, seriales y frutales. Abundan de la misma forma jaras y estepas, así como brezo y gayuba en zonas más altas y húmedas. Muchas zarzas, arándanos y plantas aromáticas como el tomillo, lavanda, jara y romero.


La Ruta de los Pueblos Negros garantiza un viaje a otra época, a lo más auténtico de la naturaleza.


Enlaces





Videos






1 comentario:

  1. Hola, queria agradecerte que pusieras el enlace del blog como referencia en tu magnifica cronica, GRACIAS!!

    Y como veo que te gustan los sitios con encanto, queria aprovechar para recomentarte/aros una zona muy muy bonita de España, se trata de la comarca de la vera en la provincia de Caceres, muy recomendable.
    os dejo este enlace, con tu permiso, para que conozcas un poco mas la zona si no la conoces aún. No os arrepentireis por la sujerencia.

    http://latransvera.blogspot.com.es/2010/10/la-vera-introduccion.html

    Saludos.

    ResponderEliminar